Que Dios nos dé mucha vida negra: El vocativo

How do we indicate the person we are talking to? The technical term for that is the vocative. This post explores the rules for the vocative in written Spanish.

Que Dios nos dé mucha vida negra

Amigos: cuidado con lo que deseamos. Si se nos cumple el deseo de una vida negra, pocas serán las oportunidades de volver a oír el célebre bolero del compositor Rafael Hernández, que cantaba el inigualable Alfredo Sadel. Y todo por la falta de una coma.

Lo que en realidad expresa la canción es el deseo del compositor, de tener una larga vida en compañía de su amada, a quien llama cariñosamente “Negra”. La puntuación correcta es, entonces: Que Dios nos dé mucha vida, Negra.

El vocativo es la palabra o frase que empleamos para dirigirnos a la persona o cosa personificada a quien hablamos. En el caso del famoso bolero, el vocativo es “Negra”, pero igualmente hubiera podido ser el nombre de la amada (Margarita, Anastasia, Jacinta, etc.) o cualquier otro remoquete de esos que se dicen los enamorados: mi amor, cielito, pupuchurro, etc.

Si prestamos atención a la entonación que usamos en el habla cotidiana, veremos que el vocativo siempre está precedido de una pausa cuando está al final de la oración. Si se encuentra al principio de la oración, la pausa se hace después del vocativo; y cuando está en medio de la oración, hacemos una pausa antes y otra después del vocativo. Estas pausas son naturales. Las hacemos intuitivamente. Debemos conservar estas pausas al escribir, como veremos en la parte subrayada de los siguientes ejemplos:

1. Gracias por todo, mi amor.
2. Señora, de la calle la llaman.
3. Te quiero, Pecosa, pase lo que pase.

Omitir la coma ocasionaría lo siguiente:

1. “Gracias por todo mi amor” quiere decir que doy gracias por el amor que yo siento, en lugar de agradecer por todo a la persona a quien considero “mi amor”.
2. “Señora de la calle la llaman” equivaldría a decir que una mujer tiene mala reputación. Esto nos quedaría muy claro si pusiéramos la coma en un sitio aún peor: “Señora de la calle, la llaman”.
3. “Te quiero pecosa aunque pase lo que pase”, indicaría que en lugar de expresar amor incondicional por mi amiga “Pecosa”, lo que deseo es que sea pecosa a cualquier precio.

En una oración puede haber más de un vocativo, como en el siguiente ejemplo. Los subrayaré por separado.

Cartagena, ciudad de mis recuerdos, bella perla caribe, cómo te extraño en mis días de exilio.

En este ejemplo, hay una coma después de cada uno de los vocativos, pues ésa es la pausa natural que hacemos oralmente. Al hablar a la ciudad de Cartagena, estamos personificándola.

Recuerden: se trata de “parar la oreja” para saber dónde van las comas del vocativo. Como de costumbre, si desean hacer ejercicios por su cuenta, diríjanse a ejercicios del vocativo.

¡Nos vemos en la próxima, amigos!

Foto: Marc Silverman.

20 thoughts on “Que Dios nos dé mucha vida negra: El vocativo”

  1. Soy enfermera de un hospital de Bogotá. En mi trabajo requiero con frecuencia redactar informes y documentos. Me parece muy útil la idea de poder hacer ejercicios y de confrontar las respuestas mías con las del blog. Muchas veces dudo de cómo escribir, pero tengo el propósito de seguir haciendo los ejercicios. La explicación me pareció muy fácil de entender.

    Me gustaría, Yilda, que me explicara por qué al principio de su artículo empleó dos puntos en lugar de coma. ¿Es también correcto usar los dos puntos?

    Muy linda la canción. Tenía muchos años de no oírla.

    1. Estimada Fanny:
      excelente pregunta. Como puede ver, también ahora estoy empleando los dos puntos para responderle a usted. Y, para serle franca, estuve tentada a incluir este tema específico en mi artículo. La norma hasta ahora ha sido que cuando se redacta una carta, misiva, mensaje de correo electrónico, etc., deben emplearse los dos puntos. Sin embargo (y ésta es la razón por la que decidí no tocar el tema), cada vez se vuelve más común el uso de la coma para iniciar la correspondencia. Sugiero que esperemos un tiempo más a ver qué resuelve nuestra Academia en este particular.

      Me hace muy feliz que le gusten los ejercicios, y que esté dispuesta a seguir resolviéndolos.

      Los boleros nunca pasarán de moda. Espero que esté de acuerdo conmigo en este punto.

      1. Jorge de Buen Unna, integrante del colectivo Palabras Mayores, dijo algo interesante al respecto en el congreso del Colegio de Traductores Públicos de la Ciudad de Buenos Aires en marzo de este año. Jorge, por supuesto, se dedicó exlusivamente a la puntuación en su charla, y esto es lo que anoté en mis apuntes: que aunque la norma dice que se usan los dos puntos como los puso Yilda acá, a él le gusta más la coma. Le hago este comentario, Fanny, para que vea que hay más de un punto de vista y en nuestro blog tratamos de respetarlos a todos con cierto criterio. Acá le mando el enlace de la biografía de Jorge.

        1. Helen y Yilda:
          les agradezco mucho sus respuestas. Como pueden ver, estoy muy juiciosa poniendo los dos puntos donde corresponden.

  2. Mi hermana Fanny acaba de reenviarme este blog que le llegó a ella. Para mí también son muy útiles los ejercicios. Mi marido y yo trabajamos como maestros en zona rural del departamento de Boyacá (en primaria y bachillerato), y francamente a veces nos vemos a gatas pensando en cómo enseñar gramática de manera fácil a nuestros alumnos. Yo quiero que mis muchachos le pierdan el temor a la gramática y que la vean como algo que puede ayudarles en su vida profesional en el futuro. Quiero que sientan que es importante hablar y escribir bien. A veces los libros de gramática son complicados y difíciles y están escritos para personas que ya saben mucho del tema. Este no es nuestro caso.

    En general, quiero felicitarlas a ustedes, mosqueteras, por el trabajo que están haciendo. Es muy valioso y es excelente que sean todas mujeres. Estábamos necesitando algo así.

    1. Muy apreciada maestra Nubia:
      un comentario como el suyo nos llena de alegría a todas cuatro, porque nos hace sentir que estamos haciendo algo valioso; su mensaje nos da aliento, y es un acicate para continuar en esta quijotesca labor.

      Personalmente, es una gran satisfacción para mí que usted, su marido y su hermana encuentren de utilidad los ejercicios. No dude en escribirnos cada vez que lo estime conveniente.

      Servidora y amiga,

      Yilda

  3. Yilda,
    Pues, como dices, en el idioma hablado, se determina el vocativo por intuicion, pero en el idioma escrito es imprescindible hacerlo con las comas. Hoy en día con los mensajes de texto pasa mucho porque queremos ahorrarnos tiempo. Pero las barbaridades en que se incurre son tremendas. En fin, me reí mucho con tus ejemplos!

    1. Apreciada lectora:
      si la hice reír, eso ya es suficiente para mí, pues siempre ha sido mi meta llevar el mensaje de que en la gramática hay cabida para la risa, para la música y para la informalidad. En una palabra: la gramática puede y debe estar al alcance de todos.

      Efectivamente: los mensajes de texto son una maravilla por su rapidez, pero están haciendo mucho daño no solo al castellano, sino a muchos otros idiomas.

      Reciba mi enorme agradecimiento por haber leído mi artículo, y por escribir su comentario.

  4. Nunca me hubiera imaginado reírme tanto leyendo sobre gramática. Sus ejemplos son chistosísimos. Le estoy debiendo un mensaje desde la vez pasada. Le confieso que estuve a punto de no hacer clic, porque dije ¿y qué diablos será esto de que Dios nos dé vida negra, encima de todo lo que sufrimos los colombianos con la firma del tratado de paz, el narcoterrorismo, etc? Pero tengo que confesarle que no se me olvidará dónde poner las comas del vocativo. Gracias.

    Pronto la contactaré para lo de las clases.

  5. Querida Yilda:
    Como siempre, otro artículo tuyo instructivo, útil y divertido, por lo cual, tres veces valioso. Mil gracias por velar por la conservación de la gramática.

    1. Gracias, mi amiga del alma. Desde los tiempos del colegio tú y yo hemos compartido el amor por la gramática, por la literatura, por los libros. Me hace muy feliz saber que nuestro gusto no ha cambiado, sino que sigue ahí, con renovados bríos. Todo comentario tuyo es muy valioso para mí.

  6. En la historia de la pedagogía se han defendido muchos métodos de enseñanza: el castigo, la repetición, la amenaza, la intimidación, el convencimiento, etc. Sin embargo, solo recientemente se le ha dado al humor el valor que en mi opinión merece. La risa ejerce un efecto mágico en el educando, efecto que queda corto a veces con otros métodos. Jaime Jaramillo Uribe dice en su libro Historia de la Pedagogía como Historia de la Cultura: “Vale más suscitar el apetito de aprender, que transmitir muchos conocimientos”. Eso es lo que sucede con la risa: genera apetito. No es fácil escribir jocosamente, sobre todo de un tema que por lo general se considera tedioso, como es la gramática. Por eso quiero felicitarla, y alentarla a que siga por ese camino.

    1. Así, es: yo compré el libro hace muchos años en el edificio de Historia de la Universidad Nacional. También lo conservo con mucho cuidado. En esta ocasión decidí sacarlo para encontrar la cita correcta para el mensaje que le escribí.

      ¡Que siga como va, son mis mejores deseos!

  7. Estimado señor Meneses:
    no tengo palabras suficientes para agradecerle su comentario que, ciertamente, nos llena de energía a las cuatro mosqueteras para seguir escribiendo en defensa de nuestra lengua.

    Casualmente yo tengo la joya bibliográfica que usted menciona. Es uno de mis libros favoritos, y por eso lo he leído varias veces. Imagino que su edición ha de ser tan antigua como la mía, pues (corríjame si estoy equivocada) fue un tiraje limitado que hizo la Universidad Nacional de Colombia hace ya muchos años. Me place saber que otras personas también lo tienen como libro de referencia.

    Quedo su servidora y amiga.

  8. Estimada Yilda,

    Excelente artículo. Muy bien explicado e ilustrado. Gracias por trabajar en la conservación de nuestra gramática.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.