Ideas para mejorar la redacción como autodidacta

Cuando no hay un curso de redacción disponible, se pueden recorrer otros caminos.

  • Leer un libro de redacción de español como el que se ha publicado por este blog.
  • Leer todo tipo de material bien escrito. Por ejemplo, periódicos de buen nivel, libros bien corregidos, cuentos cortos de autores reconocidos, antologías de literatura hispana… Lo más importante es leer algo que nos guste, porque de otra manera dejaremos la lectura de lado.
  • Copiar textos cortos que nos inspiren en un cuaderno. La copia a mano nos ayuda a pensar, a analizar lo que hizo el autor, cómo logró el efecto que hizo que nosotros copiemos su texto. Quizá también podamos anotar por qué nos gustó ese texto.
  • Escribir un diario en español con pensamientos, cartas a nuestros familiares, lo que hicimos, lo que queremos hacer, o lo que sea. En un diario, uno escribe sin evaluar lo que hace, pero quizá podamos tomar algunas partes del diario para corregirlas.
  • Cuando uno lee buen material y pautas sobre la redacción al mismo tiempo, y al mismo tiempo aplica todo eso a su propia redacción, surgen preguntas y dudas. McGraw-Hill Education tiene una serie excelente de libros de ejercicio por Luis Aragonés y Ramón Palencia: Beginning / Intermediate / Advanced Spanish Grammar. Uno compra el tomo que mejor le parezca. Está disponible en Kindle. Las explicaciones y los ejercicios son excelentes.

Si hacemos esto con otra persona que puede darnos recomendaciones basadas en el uso y las normas del idioma, nos comunicaremos por escrito cada vez mejor.

Talleres de redacción

La redacción puede ser una actividad que nos une como comunidad. Hoy que estamos aislados en nuestros hogares, nos podemos reunir con amigos para compartir redacciones y hablar de literatura.

Estas son ideas flexibles para organizar un grupo de redacción en la comunidad. Para que haya una discusión interesante, recomiendo que el grupo sea de unas quince personas.

Puede haber dos temas de redacción en cada reunión

  • Un tema se da con al menos una semana de anticipación. El tema preparado se podrá compartir por el grupo en el cual los participantes están inscriptos. Pedimos que por favor lo mantengan entre 100 y 300 palabras.
  • El otro tema se presenta en el momento de la reunión. El tema de redacción espontánea… lo charlaremos en el momento.

La lectura es la base de la redacción:

También podremos leer algún párrafo o alguna estrofa de una poesía que nos haya inspirado durante el mes.

Recomendaciones técnicas

  • Tener buen acceso a la internet, con WiFi confiable.
  • Tener una computadora o tableta para escribir, para poder compartir.
  • Para hablar, lo mejor es tener auriculares con micrófono incorporado conectados a la computadora o la tableta.
  • Conectarse por teléfono tiene sus complicaciones, porque se comparte la pantalla para leer textos.
  • Estar en un lugar silencioso, con pocas distracciones.

Algunas ideas para guiar al grupo:

  • Es posible que muchos usen la computadora para escribir. Se puede dar recursos de verificación de ortografía para los participantes y compartir otros recursos prácticos según sea necesario. En este blog hay recursos prácticos.
  • Lo más importante es respetar la intención comunicativa del autor.
  • Todos pueden compartir con el autor de turno para ayudarlo a que su texto comunique con mayor claridad.
  • Lo que se dice y se lee en la reunión siempre debe ser confidencial.
  • No debe ser obligación compartir en la reunión. A veces da gusto estar con amigos y escuchar.

Cómo evaluar una redacción

En un texto siempre hay una relación implícita entre un autor y un lector. ¿Qué debe considerar el autor antes de enviar su texto al lector? Las siguientes preguntas son una guía incompleta. Con cada redacción, haría una o dos de estas preguntas, no más, si estuviera en un grupo.

Elementos subjetivos
  • ¿Nos gustó?
  • ¿Aprendimos algo nuevo?
  • ¿Nos hizo recapacitar sobre algún tema?
Contenido
  • ¿El tema se presenta con claridad?
  • ¿El punto de vista del autor queda claro?
  • ¿El objetivo del autor es evidente?
Enfoque, relación con el lector
  • ¿Queda claro quién es el lector?
  • ¿El autor siempre se dirige al mismo lector?
  • ¿El autor entabla una relación coherente y respetuosa con el lector, o cambia de relación con el lector durante la redacción sin explicación ni motivo?
Organización
  • ¿Es clara y lógica?
  • ¿Hay transiciones claras de una idea a otra?
  • ¿El lector se pierde?
Gramática, sintaxis, puntuación, mayúsculas, ortografía… (normas de la lengua escrita)
  • ¿El texto se caracteriza por el uso correcto de la lengua?
  • Si el autor no observa alguna de las normas de la lengua, ¿se observa una justificación razonable y evidente?
  • ¿El texto se adapta al uso actual y local del idioma?
Terminología
  • ¿Se usa una variedad de palabras, sin exagerar para hacer alarde de nuestro vocabulario?
  • ¿La terminología que se usa corresponde al tipo de lector a quien se dirige el texto?
  • ¿La terminología se usa correctamente?
  • ¿Se usa terminología comúnmente aceptada, o palabras que están en el diccionario pero no son de uso común?

En algunos casos hay que considerar la relación del texto con el elemento gráfico, la distribución del texto en cierto espacio, la tipografía que se usa en un cartel, etc. En otras palabras, estos son principios generales, no una lista completa.

Para redactar este artículo, Helen Eby consultó Conversaciones Escritas, de Kim Potowski, que tiene una rúbrica muy práctica al final de cada capítulo.

 

Nuevo libro gratuito: Principios de redacción del español

Hace varios meses este blog no ha publicado, pero hemos estado ocupadas. Yo, Helen, me he estado concentrando en darle cierre a la primera edición de este libro de redacción. Este sueño, que se empezó a esbozar hace unos diez años, está en sus manos hoy.

Principios de redacción del español

Este libro está disponible para distribución gratuita. Es un compendio de redacción y gramática. Algunos de los temas que trato en el libro son:

  • Diferencias entre la expresión oral y la escrita
  • La lectura es fundamental
  • La conexión entre la lengua y la cultura
  • La historia de la gramática del español
  • Cómo escribir con naturalidad
  • Cómo tener presente al lector cuando escribimos
  • Tipos de texto
  • Cómo revisar un texto
  • Principios de comunicación clara
  • Análisis de un mensaje: semántico, pragmático, sintáctico, morfológico…
  • Tipos de palabra. Palabras que tienen significado propio y palabras que no.
  • Ortografía
  • Verbos
  • Puntuación
  • Uso del acento ortográfico
  • Algunos principios básicos de diagramación, y cómo los apliqué a este texto

Solo les pido que les pasen este recurso a otros que lo necesiten sin costo.

Este libro tiene la impronta de nuestras colaboradoras de este blog, Mercedes Guhl y Romina Marazzato Sparano, porque fue concebido aquí. También se nota la colaboración de Gabriela Penrod, mi compañera de traducción,  y Daniela Guanipa, que colabora conmigo en la enseñanza de un curso de redacción. Y no habría de faltar Lucía Terra, mi revisora sustancial. Sin este equipo, este trabajo no existiría. Verán sus nombres en la sección de agradecimientos. Reconocerán a muchas de ellas si van al sitio de Spanish Editors Association, la asociación de correctores de texto de español para los Estados Unidos que fundamos juntas.

Ahora los invito a leer, y a escribir inspirados en lo que lean. Esperamos sus comentarios.

 

 

Redacción orientada al lector 

Good writers keep their audience in mind. They do not over complicate their text, and they try to present it in a clear format. Here are some tips on how to direct your message to your audience well.

Cuando redactamos algo tenemos que tener presente que ese texto no se escribe para caer en el vacío sino que va dirigido a un lector. Y es importante tener bien en claro quién será nuestro lector. Si ese lector necesita leer algo dos veces para entenderlo, entonces no lo hemos escrito bien. Y si nos pregunta qué significa es porque nuestro mensaje es confuso.

Soy maestra. Mis profesoras de magisterio me inculcaron que sólo hemos enseñado lo que nuestros alumnos han aprendido. También me dijeron que nuestra tarea más difícil era diseñar un examen para nuestros alumnos, porque debíamos formular las preguntas de manera que todos ellos las entendieran. En la redacción, diría que pasa lo mismo. Sólo hemos comunicado lo que nuestros lectores han entendido.

Las siguientes pautas sirven como guía para empezar:

Debemos dirigirnos siempre al mismo lector. En algunos textos se mezcla la formalidad y la informalidad. Eso confunde a los lectores. Hay que decidir de antemano a quien nos estamos dirigiendo.

Veamos dos ejemplos tomados de una misma página de un documento para hispanos en Oregon:

Si tu hijo nació en un estado distinto a Oregon… [Se dirige a un “tú”]
Obtenga actas originales [Se dirige a un “usted”][1]

Escribamos oraciones lo más sencillas posible. Usemos la complejidad sólo cuando es necesaria.

Según Carlos Salas, las frases que contienen más de quince palabras son difíciles de retener en la memoria. Presentamos dos ejemplos tomados de su Manual para escribir como un periodista:

Este es un párrafo plagado de comas, subordinadas y otros obstáculos.

La empresa, desde que fue puesta en venta, aparece más en la prensa económica, aunque no siempre consigue el mismo efecto sorpresa, ya que, desde hace una semana, a veces con suerte y otras con desgracia, no ha logrado dar un buen golpe porque se equivoca frecuentemente de estrategia.

Veamos un párrafo completamente distinto, de la periodista Oriana Fallaci:

Eran las nueve y cuarto. Y no me pidas que recuerde lo que sentí durante aquellos quince minutos. No lo sé, no lo recuerdo. Era como un trozo de hielo. Incluso mi cerebro estaba helado. [La rabia y el orgullo] [2]

Usemos palabras que nuestros lectores entiendan. Al introducir una palabra nueva, puede resultar conveniente explicarla la primera vez. Lo que sigue es un ejemplo del Manual Merck:

La intoxicación provoca percepciones alteradas, como sinestesias (p. ej., ver sonidos, escuchar colores), intensificación de sensaciones, aumento de la empatía, despersonalización (sensación de que uno mismo no es real), un sentido distorsionado de la realidad del entorno y cambios del estado de ánimo (en general eufórico, a veces depresivo). [3]

Cuando alguien nos cuestiona la gramática de una oración, en lugar de defenderla a capa y espada, busquemos otra forma de expresar lo que queremos decir. No es necesario sacar a relucir los libros de gramática para mostrar lo doctos que somos sino llegar a un texto que se pueda leer sin complicaciones.

Consideremos que la gramática, la sintaxis, la ortografía, la puntuación, el uso de terminología y muchas otras cosas contribuyen a la redacción clara.

Cuando una persona nos cuestiona “la gramática” es posible que se esté refiriendo a cualquiera de estos aspectos porque muchas veces es difícil separarlos. Sin embargo, hay oraciones como la siguiente que convendría volver a escribir porque simplemente no se entienden:

Usted tiene derecho a estar de acuerdo o no con la realización de servicios personales para usted como condición de la libertad probatoria para un ofensor juvenil. [4]

Consideremos la organización y presentación de nuestro documento. Hay temas que se entienden mejor como lista que como párrafo. Otros temas se entienden mejor en un cuadro que en una oración.

El Manual Merck es un modelo de textos bien diseñados. Hemos elegido la página que habla de la gripe porque afecta a muchos lectores.

¿A quiénes ayudamos con estas técnicas?

En mis estudios sobre el tema del lenguaje claro vi que las enfermeras, por ejemplo, prefieren leer textos que pueden entender en la primera pasada. En la actualidad, muchos de los textos que se escriben para entregar en forma impresa también se publican en línea, pero se ha visto que es más difícil concentrarse en lo que uno lee en pantallas, por lo tanto, la claridad es clave en este tipo de textos. Además, los lectores están cada vez más acostumbrados a encontrar sus respuestas con facilidad, y no tienen interés en perder el tiempo en una página web que no les sirve. Generalmente se quedan en una página solo uno o dos minutos.

Estos principios se aplican a documentos informativos, pero otros tipos de comunicaciones también se benefician de considerar estos temas. De hecho, la revista Selecciones del Reader’s Digest aplica estos conceptos desde hace mucho tiempo y es un placer leerla. Los buenos autores y los periódicos también siguen estos principios, porque de otra manera cerramos el libro en la tercera página y no seguimos leyendo.

Ahora, ¡a escribir con el lector en mente!


[1] Proteja su familia, folleto del Oregon Law Center y Latino Network. Este documento estaba disponible en la biblioteca. (El título debería ser: Proteja a su familia. Otro error en la carátula del documento.)

[2] Manual para escribir como un periodista, Carlos Salas, Áltera, Barcelona, 2007, pags. 64 y 66.

[3] Manual Merck, versión para profesionales. http://www.merckmanuals.com/es-us/professional/temas-especiales/drogadicción-y-dependencia/alucinógenos

[4] Guía de derechos de las víctimas, Estado de Oregón.

Cómo escribir bien –más allá de la gramática y la ortografía

Writing well is more than grammar and punctuation. It involves knowing your audience, using the right tone, and making sure the text is clear. Here, we discuss the factors above and more.

¿Qué nos lleva a querer leer una carta, un libro de ciencia o un artículo del periódico? Seguramente no es simplemente la ortografía o la gramática. El texto nos tiene que interesar, tiene que resolver alguna cuestión que tenemos pendiente, o tiene que venir de alguna persona que apreciamos. Y, fundamentalmente, tiene que tener un buen hilo conductor. Si nos confunde, o lo tenemos que leer tres veces, no seguimos leyendo, a menos que tengamos muy buenos motivos.

En un congreso de la American Copy Writers Association se dijo que varios factores externos afectan nuestra comprensión de textos:  el estar preocupado, el estar enfermo, y hasta el usar una pantalla para leer.  Por eso insisten en que se escriba tan claro como sea posible.  En cuanto a los textos en línea, se dijo que si los lectores no encuentran la información que buscan en uno o dos minutos, se van del sitio web. Y hay que tener en cuenta que muchos textos que se escriben para medios impresos también se publican en sitios web.

Para redactar textos claros y útiles, es sumamente importante considerar al lector, el propósito y el uso del texto, su coherencia y lógica, el diseño gráfico, la cohesión y cohesión y la sintaxis.

Nuestro lector
¿A quién se dirige mi texto? El registro del texto, o modo de expresarnos, varía según los lectores sean, por ejemplo:

  • Una prima
  • Un funcionario del gobierno
  • Jóvenes que pueden ayudar en un proyecto en el verano
  • Padres que tienen que ocuparse de la vacunación de sus hijos
  • La comunidad, que está invitada a una discusión sobre una decisión política
  • Jóvenes que se olvidan de ir a la consulta médica anual

Hace unos meses, dedicamos una entrada del blog al uso del usted o el tú.

Propósito
El propósito de un texto tiene que estar tan claro para el lector como para el redactor.
Esta entrada del blog, por ejemplo, tiene como propósito explicar cómo evitar confundir al lector

Situación en la cual vamos a usar el texto

El modo de expresarnos también varía según las circunstancias de comunicación, por ejemplo:

  • Un cartel con un anuncio para el aeropuerto
  • Un manual de instrucciones
  • Un libro de ciencia para estudiantes de sexto grado
  • Un libro de cuentos
  • Un sitio web, con enlaces a otros artículos
  • Un mensaje de Twitter

Coherencia y lógica

Los párrafos y las oraciones tienen sentido en el contexto de una estructura que los organice. Generalmente, hay una introducción, una enumeración de temas que debemos tomar en cuenta y una conclusión.

Diseño gráfico

El uso de elementos visuales les da un mapa del contenido a nuestros lectores. El uso de espacios en blanco y de títulos es esencial. También podemos usar listas, cuadros y gráficos.

Cohesión, conexión

Hay muchos recursos para conectar ideas. Por ejemplo, podemos usar sinónimos y pronombres para no repetir, o permitir las repeticiones para recalcar una idea.

Sintaxis (orden de los elementos de una oración)

⊗ Todos nuestros Proveedores son voluntarios, la mayoría teniendo empleo fuera de XXX

√ Todos nuestros proveedores son voluntarios y la mayoría tienen un empleo fuera de XXX.

Ya hemos publicado un artículo sobre el uso del gerundio .

⊗  Asistencia financiera puede estar disponible a través del proveedor del servicio.
Falta un artículo antes de “asistencia financiera”. El uso de “estar disponible” se refiere generalmente a personas, no a cosas. Por ejemplo: José está disponible hoy. No está ocupado. Para cosas, usamos “disponible” para referirnos a una cantidad específica de cosas disponibles.
Se le puede decir a un cliente: “Hoy hay cinco habitaciones disponibles en el hotel”.

√ Puede haber asistencia financiera por parte del proveedor del servicio. Esta solución no es la única posible, pero evita el calco del inglés (financial assistance may be available through the service provider) y se adapta más a la sintaxis del español.

Hemos considerado al lector, el propósito, el uso del texto, la coherencia y lógica, el diseño gráfico, la cohesión y cohesión y la sintaxis. En otros artículos profundizaremos algunas de estas formas de mejorar nuestros textos. Ahora, a leer libros, cuentos y noticias para observar cómo se aplican estos conceptos. En esta webliografía del español encontrarán enlaces a los periódicos en línea del país que les interese.

Como todos los trabajos de Rescate, trabajamos como equipo. En este caso colaboraron María Brau y Romina Marazzato Sparano.

Pongamos los puntos sobre las íes

Punctuation shows the structure of sentences and paragraphs, clarifying their meaning to the reader. Because different languages have different structures, they must have different punctuation rules. Here are some important Spanish punctuation rules, which can be confused by those who interact with English on a daily basis.

La interferencia entre lenguas es una de las características del bilingüismo. Se refiere a la pérdida de la capacidad de un hablante bilingüe de separar los dos idiomas que domina. Lo anterior ocasiona entonces que se transfieran ciertas reglas gramaticales entre ambas lenguas tomándolas como correctas. Esto puede suceder a menudo, y no es malo, sino una mera característica de nuestro bilingüismo. Sin embargo, habrá que ser conscientes de ello en todo momento para prevenirlo. Esta breve guía, estimados lectores, nos lleva por los recónditos lugares que les corresponden al punto, la coma y análogos con un poco de humor.

Veamos un párrafo sin puntuación alguna:

Continue reading “Pongamos los puntos sobre las íes”

Comunicación intercultural

When children learn their native language, they learn not only the words and grammar but also the unspoken aspects—such as body language or the significance of certain days. They cannot learn the language without the culture that surrounds it. Because of this connection, we reach our audiences more effectively when we remember their cultural context and are immersed in it.

Según la mesa redonda de agencias gubernamentales de los Estados Unidos, la capacidad lingüística se vincula directamente con la capacidad de expresarse en un idioma. Sus descripciones de capacidad de comunicación intercultural indican que para lograrla es necesario dominar el idioma en todos sus aspectos (lectura, redacción y comprensión y expresión orales) porque cualquier desfase en estos niveles podría ocasionar dificultades para llevarla a cabo. Esta depende no sólo de las palabras que usamos sino también de nuestro tono de voz y lenguaje corporal, de la forma de saludarnos y cómo vestimos, entre otras cosas. En lo escrito, hay elementos similares. En distintas culturas, los colores tienen distintos significados, hay distintos simbolismos, días festivos e historia.

Continue reading “Comunicación intercultural”

Más vicios del lenguaje: trampas de la traducción médica

Vicios_lenguaje

You can get all the jargon right, but if a writer has spent too long with non-native texts it is easy to miss loans and calques left over from the original language. A few categories and examples are provided here, building on the previous article “Algunos vicios del lenguaje”.

Hace algunos ayeres, formé parte del grupo de correctores y editores de una revista médica conformada, en su mayoría, por artículos sobre medicina traducidos del inglés al español. Estos densos ensayos sobre enfermedades, padecimientos y estrategias de tratamiento médico se publicaron originalmente en la revista Cleveland Clinic Journal of Medicine. El trabajo de los traductores era y sigue siendo excelente. Era un placer corregir las traducciones, ya que no había mucho que corregir. No obstante, aun cuando los términos y las complejas ideas de una jerga completamente médica se transmitían a la perfección en español, de forma clara y concisa, quedaban unos cuantos calcos sintácticos y léxicos del inglés. Parece que los médicos y los profesionales de la medicina hispanohablantes se han acostumbrado tanto a leer publicaciones extranjeras, por lo general del mundo anglófono, que prefieren y aceptan el uso a perpetuidad de algunos vicios del lenguaje.

Continue reading “Más vicios del lenguaje: trampas de la traducción médica”

La comunicación clara en la traducción

Clarity and the target audience are often considered in English writing, and are equally important in Spanish translations. If a text is not clear enough for the target audience to understand, or if it contains significant errors, it is less likely to communicate and build trust with the organization that wrote it. In this article, we discuss some common errors that arise in translation and how they should be approached.

Para que nuestros lectores disfruten de un texto (o saquen provecho de él), este debe ser coherente y fácil de leer. Si el lector tiene que pensarlo dos veces no hemos cumplido con nuestro cometido. Imagínense un cartel en un aeropuerto. ¿Quién se va a detener a leerlo tres veces para entenderlo? O un anuncio publicitario. Si no nos queda claro a primera vista, seguimos de largo. Y en ciertos casos, si las instrucciones no son claras, pueden acarrear peligros. Imagínense lo que pasaría si las instrucciones para la fabricación de un producto químico no estuvieran claras. O las instrucciones para tomar un medicamento.

Continue reading “La comunicación clara en la traducción”

Algunos vicios del lenguaje

Fist of hand made up of letters

A muchas personas de habla hispana radicadas en un país diferente al suyo les preocupa expresarse de forma correcta y, con ello, piensan que el mejor español se habla en su lugar de origen. Esto es verdad hasta cierto punto, ya que, en países como México, debido a la influencia de Estados Unidos y a los movimientos migratorios, se han adoptado muchas expresiones y léxico que tienen su origen en el inglés o el francés. Los errores aceptados que una persona expresa verbalmente en español son cosa diferente de lo que se redacta. Por ello habrá que evitarlos al máximo en nuestras redacciones, ya que no se trata de modismos, sino de meros vicios del lenguaje.

Continue reading “Algunos vicios del lenguaje”