El mismísimo mismismo

Happy one year old baby girl looking up next to mirror.At times proper emphasis requires saying, “I did it myself,” but often such a statement is simply redundant. How can we discern the difference?

En años recientes se ha popularizado un hábito de redacción que, a falta de mejor nombre, decidí llamar ‘mismismo. Consiste en el uso del adjetivo mismo y sus variantes (misma, mismos, mismas) para referirse a un antecedente. Para entenderlo con claridad, veamos primero cuándo es correcto.

  1. Es correcto cuando se usa para dar énfasis, como en los siguientes casos:

a. Yo mismo le entregué el dinero, y lo conté delante de él.

b. Él médico mismo vino a darnos la fabulosa noticia.

c. Aquí mismo cayó el rayo.

En estos ejemplos, mismo cumple una función enfática.  Es cierto que bien podríamos omitirlo, y decir:

a. Yo le entregué el dinero, y lo conté delante de él.

b. El médico vino a darnos la fabulosa noticia.

c. Aquí cayó el rayo.

Sin embargo, la omisión mengua el énfasis que cada una de las oraciones pone sobre ‘yo’, ‘el médico’, y ‘aquí’, respectivamente.  Tanto con mismo como sin él, las oraciones son correctas, pero hay que tener en cuenta la diferencia entre una versión y la otra.

  1. Es correcto cuando se emplea para comparar, como en los siguientes casos:
  • ¿Usted quiere hacerme creer que este vino y este otro son el mismo, y que lo único diferente es la botella?
    Comparamos dos botellas de vino.
  •  ¿Esa señora con la que acabamos de hablar es la misma que me presentaste esta mañana?
    Comparamos la señora con la que acabamos de hablar con la que me fue presentada por la mañana.
  • Para la cena de esta noche me pondré el mismo vestido que tengo ahora.
    Comparamos el vestido que tengo puesto ahora con el que me pondré esta noche.
  • No son la misma persona, sino dos hermanas gemelas.
    Comparamos dos personas que parecen ser idénticas.
  • No se dejen engañar: es el mismo actor, pero ahora interpreta otro personaje.
    Comparamos el actor y los personajes que interpreta.

En cambio, veamos este grupo de ejemplos, donde ocurre el mismismo’:

  • Sobre el escritorio encontrará las llaves del mismo (‘mismo’ se refiere al escritorio).
  • Fotografía del presidente de la compañía, en la que el mismo recibe una placa que le entregaron los empleados de la misma. (‘mismo’ se refiere al presidente de la compañía; ‘misma’ se refiere a la compañía).
  • Estos son los platos que aparecen en el menú, y los postres que acompañan a los mismos. (‘mismos’ se refiere a los platos del menú).
  • Gire a la derecha hasta llegar al restaurante. Allí verá al portero del mismo. (‘mismo’ se refiere al restaurante).
  • Aquí le dejo la máquina, con las instrucciones de cómo darle mantenimiento a la misma (‘misma’ se refiere a la máquina).

¿Qué tienen de común estas oraciones? Que ‘mismo’ está empleado para referirse a un antecedente, uso que no solo suena afectado y postizo, sino que es incorrecto. Tal vez por ello mismo casi nunca se usa en el lenguaje oral. No obstante, las posibles soluciones son sencillísimas y variadas, como veremos a continuación:

1.
Sobre el escritorio encontrará las llaves (se entiende que son las llaves del escritorio).
Las llaves del escritorio están sobre él.
Sobre el escritorio encontrará las llaves de éste.

2.
Fotografía del presidente de la compañía, en la que recibe una placa que le entregaron los empleados (es claro que son los empleados de la compañía; si no fuera así, se especificaría que los empleados de otra compañía son los que entregan la placa).
Fotografía del presidente de la compañía, en la que recibe una placa que le entregaron sus empleados.

3.
Estos son los platos que aparecen en el menú, con los postres que los acompañan.
Estos son los platos del menú, junto con sus postres.
En el menú se muestran los platos con sus postres.

4.
Gire a la derecha hasta llegar al restaurante, donde verá al portero (es claro que es el portero del restaurante).
Gire a la derecha, y siga hasta ver al portero del restaurante.

Para evitar el mismismo, existen numerosas posibilidades de decir lo mismo’ de otra manera. ¿Pero debemos evitar a rajatabla el uso de mismo? La respuesta es un rotundo ‘no’. Más bien, debemos aprender a usarlo correctamente y, para ello, debemos pensar si se está usando para dar énfasis, para comparar, o para referirse a un antecedente. Solo en este último caso debe reemplazarse, eliminarse u organizar la oración de otra manera. Infortunadamente, no existe una fórmula mágica que pueda aplicarse en toda ocasión, por lo que debemos estudiar cada caso y ver cómo lo resolvemos.

He aquí estos ejercicios que lo ejercitarán en el arte de evitar el mismismo.

12 thoughts on “El mismísimo mismismo”

  1. Yilda,

    Grzcias por este artículo tan interesante.
    En México se usa mucho el mismismo en el lenguaje escrito. Por fortuna, no en el oral.
    Síguenos conscientizándonos sobre usos incorrectos de vocablos que, por su contínuo uso, casi consideramos normal.

    HColette

  2. Me cayó como anillo al dedo este artículo, pues desde hace años tenía la sospecha de que el caso que usted llama mismismo no era correcto, pero no lograba descifrar en qué consistía el error, y mucho menos explicarlo. Están muy claros los ejemplos y los ejercicios. Muy agradecida.

    1. Me alegra serle de utilidad.

      Yo estudié en el colegio de la Asunción, en Bogotá, y en la primaria tuve como compañeras a dos hermanas: Susana y Paulina Colmenares. ¿Es usted una de ellas? Me encantaría que así fuera, pero si no es ése el caso, me satisface mucho que me haya escrito.

  3. Su artículo sobre el mismísimo mismismo me ha dejado positiva y mismísimamente ensimismada. Lo mismo los ejercicios. Yo misma los hice.

  4. Este hábito es más bien un vicio, y es relativamente nuevo. Estoy prácticamente seguro de que antiguamente no se cometía este error. He leído periódicos viejos, y no lo he encontrado nunca. Es como muchos otros errores que se ponen de moda, echan raíces y se esparcen con gran rapidez. Yo había tratado de buscar algo sobre el tema en libros de corrección de estilo, pero no había podido encontrar nada al respecto. Gracias por sus aclaraciones.

    1. Yo tampoco lo he encontrado en libros, revistas y periódicos viejos. Creo que usted tiene mucha razón.

      Yo tampoco he encontrado nunca nada sobre el uso incorrecto de “mismo”. El Diccionario Panhispánico de Dudas trata de los usos correctos, pero no de los incorrectos. La idea de hacer un artículo sobre este tema surgió de una conversación que tuve hace muchos años con el filólogo Antonio Arias. En realidad, fue a él a quien le oí hablar de “mismismo”.

      Nuevamente mil gracias por su comentario.

  5. Estimada mosquetera,
    Agradezco sus aclaraciones sobre el tema. Me parece que es acertado llamarlo mismismo. Estoy de acuerdo con usted en que es muy frecuente, y en que suena pedante. Suena como a que algo no anda bien.

    Me demoré un rato en entender qué quería decir usted con la fotografía, pero ya lo entendí, o creo que lo entendí: el bebé trata de ver si la imagen es él mismo u otra persona. ¿No es cierto?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *