La comunicación clara en la traducción

Clarity and the target audience are often considered in English writing, and are equally important in Spanish translations. If a text is not clear enough for the target audience to understand, or if it contains significant errors, it is less likely to communicate and build trust with the organization that wrote it. In this article, we discuss some common errors that arise in translation and how they should be approached.

Para que nuestros lectores disfruten de un texto (o saquen provecho de él), este debe ser coherente y fácil de leer. Si el lector tiene que pensarlo dos veces no hemos cumplido con nuestro cometido. Imagínense un cartel en un aeropuerto. ¿Quién se va a detener a leerlo tres veces para entenderlo? O un anuncio publicitario. Si no nos queda claro a primera vista, seguimos de largo. Y en ciertos casos, si las instrucciones no son claras, pueden acarrear peligros. Imagínense lo que pasaría si las instrucciones para la fabricación de un producto químico no estuvieran claras. O las instrucciones para tomar un medicamento.

En los Estados Unidos muchos de los textos en español son traducciones. La Interagency Language Roundtable (ILR) describe lo que es necesario para ser traductor y tiene una escala de cinco puntos para medir la excelencia. Según esta mesa redonda, la calidad de la traducción depende de cinco destrezas (traducción de Helen Eby): (1) el conocimiento de los dos idiomas en cuestión, (2) la capacidad de juzgar cuál es la expresión congruente en el otro idioma y aplicar una metodología de traducción, (3) conocimiento del contexto cultural de los dos idiomas, (4) conocimiento de la terminología especializada que corresponda y (5) la capacidad de hacer la traducción y entregarla terminada dentro de los plazos y en forma acorde con los requisitos.

Según esto, los traductores deberían de recibir encargos de trabajo que correspondan a sus aptitudes. Por ello, se divide a la capacidad de los traductores en tres grupos: capacidad mínima (niveles 0+ a 1+), capacidad limitada (niveles 2 y 2+) y capacidad profesional (niveles 3 a 5).

Los niveles de capacidad mínima (0+ a 1+) se caracterizan por no cumplir con los requisitos mínimos en ninguna de las destrezas esenciales. La traducción no es posible en esos niveles.

En los niveles de capacidad limitada (2 y 2+) se observan dificultades en por lo menos una de las destrezas esenciales. El trabajo hecho por los individuos que están en este nivel no se debe considerar profesional, y se debe corregir rigurosamente con comentarios que les sean de beneficio para llegar a un nivel profesional.

En esta entrada presento algunos aspectos que dificultan la lectura tomados de un artículo del sitio de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) y hago referencia al artículo original en inglés. Este artículo es simplemente un ejemplo de lo que se publica en los Estados Unidos y se presta muy bien para recalcar la importancia de la atención al detalle.  Cuando el texto no está bien escrito, los lectores desconfían del contenido y a veces incluso de la organización. En esta entrada del blog simplemente señalaré algunos errores de un artículo sobre suplementos dietéticos.

En el apartado “Natural” no significa “seguro” el texto original dice lo siguiente:

Y simplemente porque un ingrediente esté incluido en un medicamento aprobado por la FDA no significa que sea seguro en las dosificaciones o cantidades utilizadas en estos productos no.

¿Qué significa la oración en cuestión?

Veámosla en el contexto del párrafo en el que se encuentra:

Y simplemente porque un ingrediente esté incluido en un medicamento aprobado por la FDA no significa que sea seguro en las dosificaciones o cantidades utilizadas en estos productos no. Más aún, los estafadores buscan a las poblaciones étnicas que tienen sobrepeso y serios padecimientos como cáncer, VIH/SIDA, diabetes o enfermedades cardíacas. Se dirigen a los consumidores que buscan soluciones fáciles —y en ocasiones menos costosas — a problemas difíciles.

Esta es la versión en inglés de la oración problemática:

And just because an ingredient is contained in an FDA-approved drug product does not mean it is safe in the dosages or amounts used in these nonprescription products.

Una versión mejorada de ese mensaje en español:

El simple hecho de que un ingrediente esté incluido en un medicamento aprobado por la FDA no significa que sea seguro en las dosis ni las cantidades en las cuales se usan en estos productos de venta libre.

¿Qué problemas detectamos en la oración original a primera vista, sin hacer referencia al inglés?

  1. Un calco sintáctico que dificulta la comprensión:

La frase inicial está traducida de manera que hay una correspondencia 1:1 entre las palabras en inglés y en español:

And just because an ingredient is contained (…)

Y simplemente porque un ingrediente esté incluido (…)

En muchas ocasiones, los calcos sintácticos no son problemáticos y la traducción puede ser directa:

The house is white.

La casa es blanca.

En el ejemplo de la FDA, la figura retórica no podía pasar de manera directa al español y requería cierto grado de reescritura. En otras palabras, el calco dificultaba la comprensión del mensaje.

  1. Oración incompleta

…no significa que sea seguro en las dosificaciones o cantidades utilizadas en estos productos no.

La oración ciertamente no incluye el resto del mensaje. ¿No qué? El lector se queda con la duda. Faltaba el concepto de ‘nonprescription products’ (productos de venta libre).

  1. Gramática:

Concordancia de género y número entre adjetivos y sustantivos.

En el mismo artículo de la FDA, dice, ‘algún acción legal’. La palabra ‘acción’ es de género femenino. Lo correcto sería ‘alguna acción legal’.

  1. Puntuación:

Oración original:
Pero solo porque un producto afirme ser natural no significa que necesariamente sea seguro, Del mismo modo (…)

Las oraciones se separan con puntos, no con comas.

  1. Mecanografía

En la misma página, en el aparte Consumidores:

Reporte problemas o efectos sencudarios graves de medicamentos, aparatos médicos, productos biológicos, cosméticos, suplementos dietéticos y fórmula para bebés.

Podríamos corregirle otras cosas a esta oración. Pero empecemos por la palabra ‘secundarios’. Podrían haber encontrado este error con el corrector ortográfico de Microsoft Word o algún otro.

 

Según un estudio de la asociación ACES (American Copy Editors Society – Asociación de Correctores de los Estados Unidos), los errores de redacción distraen a los lectores. Si deseamos que los lectores entiendan nuestro mensaje, no podemos darnos el lujo de permitirles distracciones innecesarias con errores que se pueden evitar. En nuestra guía de estilo presentamos algunos lineamientos prácticos.

Los ejemplos que he tomado para este artículo estaban en el sitio web de la FDA el día 26 de mayo. Es posible que corrijan el artículo en cuestión en algún momento y que en el futuro estos errores desaparezcan de  las páginas de la FDA que citamos.

3 thoughts on “La comunicación clara en la traducción”

  1. Muy interesante la publicación. Cómo editor, ¿cómo se le puede hacer saber a un cliente (que no habla el idioma) que el traductor no llena los requisitos? He intentado de todo: mandar los textos corregidos con una explicación, aplicar “track changes” más comentarios, señalar por qué las traducciones no pueden ser aceptables e incluso pedir que hagan circular una nota entre sus traductores para decirles cuales son los errores que se pueden corregir fácilmente, por ejemplo utilizar el corrector ortográfico, y que lean el documento al terminar de traducir.

    Hasta la fecha lo único que me ha funcionado es rechazar las traducciones después de intentar corregir los primeros párrafos y pedir que las vuelvan a traducir, pero la medida me parece extrema.

    1. Ahora que me tomé un par de días para pensar, voy a ver qué les parecen estas ideas a nuestros lectores. En una ocasión, una persona que necesitaba la traducción de su partida de nacimiento me presentó un certificado para que lo firmara. Era muy sencillo. Sólo decía esto: “I certify that I am bilingual.” (Certifico que soy bilingüe.) Eso era todo lo que había pedido el abogado.

      En otra ocasión se postuló alguien para mi curso de traducción. Cometió errores de redacción muy básicos, pero no le interesaba mejorar su redacción. Quería aprender a traducir sin primero aprender a escribir bien en español. Le dije que sería como aprender cálculo sin saber álgebra y no lo acepté.

      Mi neumólogo me contó que un intérprete que sólo hablaba gujarati hizo de cuenta que podía interpretar en una cita médica para un paciente que sólo hablaba hindú. Terminó interpretando la hija del paciente, una niña.

      Cuando lo más importante para el cliente es el precio, no la calidad, este es el resultado lógico. Unos cuantos de mis colegas se rehúsan a corregir traducciones.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *