Algunos vicios del lenguaje

Fist of hand made up of letters

A muchas personas de habla hispana radicadas en un país diferente al suyo les preocupa expresarse de forma correcta y, con ello, piensan que el mejor español se habla en su lugar de origen. Esto es verdad hasta cierto punto, ya que, en países como México, debido a la influencia de Estados Unidos y a los movimientos migratorios, se han adoptado muchas expresiones y léxico que tienen su origen en el inglés o el francés. Los errores aceptados que una persona expresa verbalmente en español son cosa diferente de lo que se redacta. Por ello habrá que evitarlos al máximo en nuestras redacciones, ya que no se trata de modismos, sino de meros vicios del lenguaje.

Amigos lectores, deseo compartir con ustedes algunas expresiones aceptadas en muchos países de habla hispana y que, a fuerza de repetición, se han incorporado y forman parte de la expresión oral. Algunas de ellas están tan arraigadas que el autor o corrector no sabe que son vicios del lenguaje e incluso corrige lo que está bien para dejarlo mal. Digo lo anterior por experiencia propia. A continuación, se muestra una breve compilación de lo que escuchamos a menudo, pero que no debería transferirse a la comunicación escrita (en esta lista solo figuran algunos usos que poco se apegan a la norma lingüística).

Expresiones de uso aceptado

Ha tenido

No puedo comprobar que he tenido enfermedades en el pasado.

Debido a que la parte que está en rojo es modo indicativo, solamente se usa cuando existe certeza del hecho. En el ejemplo anterior, debió utilizarse el subjuntivo, ya que se está negando que se “puede”.

No puedo comprobar que haya tenido enfermedades en el pasado.

Favor de…

El uso constante de la expresión incompleta está muy arraigado en la expresión oral, pero ha sido tanto que la he visto trasferida a la escritura. Incluso una vez me corrigieron una traducción en la que aparecía la expresión correcta: ‘Haga el favor de llamar’ por ‘Favor de llamar’.

 

Verbos transitivos

Necesitar de…

Bien sabemos que algunos verbos necesitan una preposición específica, tal es el caso de ‘abusar de’ o ‘constar de’, pero el transitivo ‘necesitar’ es una excepción. Veamos un ejemplo.

Oración incorrecta Oración correcta
El niño necesita de mis cuidados El niño necesita mis cuidados

Requerir de…

Otra excepción en cuanto a verbos seguidos de preposiciones. Su uso incorrecto es generalizado; tal vez porque se compara con el intransitivo ‘necesitar’[i]. A continuación, un ejemplo:

Uso incorrecto (aceptado) Uso correcto
El problema requiere de tu atención El problema requiere tu atención

 Preposiciones mal utilizadas

En base a…

Con base en; porque cuando escribimos “en qué te basas”, lo decimos también de la forma correcta.

A ello se aúna…

La preposición ‘a’ debe cambiarse por ‘con’, ya que la función de esta última es, según el DRAE, la de “denotar el medio, modo o instrumento que sirve para hacer algo”. Por lo tanto, lo correcto sería escribir: Con ello se aúna.

En relación a…

Esta expresión es motivo de muchos dolores de cabeza para los correctores, ya que está muy arraigada en la expresión oral, y también se transfiere a la escrita. La frase incorrecta es el resultado de la combinación de las dos correctas[ii]:

  • Con relación a, o
  • En relación con

De acuerdo a…

El Diccionario panhispánico de dudas indica que la preposición correcta es ‘con’, y la expresión incorrecta parece ser una simple copia del inglés (according to). Por ello debemos escribir: De acuerdo con[iii]. Aunque yo me inclino más por ‘Según’ o ‘Conforme a’ ya que suena más natural.

Bajo esas condiciones…

Esta frase es resultado de la interferencia del inglés y es más bien un calco léxico (under those conditions). Lo correcto sería escribir:

  • En esas condiciones o
  • Conforme a esas condiciones

Bajo esas circunstancias…

En esas circunstancias

Al respecto de…

Es posible que se trate de una combinación de ‘al respecto’ y ‘respecto de’ (significados diferentes), pero lo correcto sería, según lo que se desee expresar, alguna de las siguientes fórmulas:

  • con respecto a,
  • con respecto de,
  • respecto a,
  • respecto de.

En este caso, todas estas locuciones significan: ‘acerca de’ o ‘en lo que se refiere a’[iv].

Si deseamos establecer una relación con aquello de que se trata, entonces usaremos ‘al respecto.

Los ejemplos que preceden son solo “la punta del iceberg”, por ello los invito a que consulten manuales de escritura. Helen Eby da muy buenas recomendaciones en su biblioteca personal. Por último, La filóloga Leonor Tejada dice que “las palabras vuelan y los escritos quedan, y aunque no es posible corregir lo mal dicho porque se lo lleva el viento, lo mal escrito perdura como testimonio”[v]. Por lo tanto, podremos hablar “súper mal” si ya se acepta, pero no nos podemos dar el lujo de “malescribir”.

 

[i] Véase Diccionario panhispánico de dudas: http://buscon.rae.es/dpd/?key=requerir&origen=REDPD

[ii] Ídem: http://lema.rae.es/dpd/?key=relaci%C3%B3n

[iii] Ídem: http://lema.rae.es/dpd/?key=acuerdo

[iv] Véase Diccionario de la Real Academia Española: http://dle.rae.es/?id=WC1YIHF

[v] Tejada, Leonor. Hablar bien no cuesta nada y escribir bien, tampoco. Ciudad de México. Lectorum:2003

4 thoughts on “Algunos vicios del lenguaje”

  1. Importante el tema, es triste ver cómo se maltrata el idioma. Le agradecería me aclarara el ejemplo “ha tenido” no lo comprendi

    1. Luz Stella, espero que esta explicación resulte de utilidad: “he tenido” es pretérito perfecto y es uno de los tiempos que se usan en el modo indicativo. Lo que trato de explicar con este ejemplo es que cuando hablamos de algo real (indicativo) se usa “he tenido” y cuando cuestionamos un hecho incierto, usamos el subjuntivo (haya tenido). Además de que hay partículas específicas, y verbos, que nos obligan a usar el subjuntivo en el habla y escritura cultas.

      Así entonces, en caso de tener una oración que comience con alguna de las siguientes, usaré subjuntivo (estoy cuestionando el posible hecho):
      Puede ser que… Dudo que… Es posible que.. No creo que… Es mentira que… No es verdad que… No creo que… No estoy seguro de que… No está claro que… No me imagino que… No puedo [verbo] que… Tal vez no…

      Aquí muestro más ejemplos de oraciones que cuestionan posibles hechos o información en las que mucha gente usa el modo indicativo en lugar de subjuntivo y les suena bien (las oraciones entre paréntesis son correctas):

      No creo que mi hijo me ha dicho que tiene gripe (No creo que mi hijo me haya dicho que tiene gripe)
      Es mentira que me has dicho cuándo vienes (Es mentira que me hayas dicho cuándo vienes)
      Es posible que he recibido tu carta (Es posible que haya recibido tu carta)
      No puedo comprobar que me has dado el dinero (No puedo comprobar que me hayas dado el dinero)

  2. De mi viajes por Latinoamérica puedo asegurar que son muy pocos los lugares que hablen español sin influencia de otra lengua. Son poquísimos los lugares por los que viajé que no tengan modismos propios de dudosa alineación con los sublimes preceptos de la Real Academia de la Lengua.
    En cambio, es notable cuánta gente considera que “los demás” tiene acento o “hablan cantado”. Que son los de esa otra región o país que usan expresiones raras en español.
    No nos olvidemos que alguna vez se habló un latín muy feo y despreciable en la Península Ibérica.

  3. Unos disensos:

    1. Sobre la incorrección de la oración “No puedo comprobar que he tenido enfermedades en el pasado” tengo serias dudas. La estructura profunda de la oración demostraría que se trata de dos oraciones unidas por un “que” relativo. Primera: “no puedo comprobar eso”; segunda, que aclararía qué es “eso”: “que he tenido enfermedades en el pasado”. Aislada, “he tenido enfermedades en el pasado” es correcta, sin lugar a dudas. La sensación de que es incorrecta se debe a que se está asumiendo que el “que” no es un pronombre relativo, sino el “que” que acompaña corrientemente a los verbos del modo subjuntivo, y por eso se está pidiendo que el verbo quede en subjuntivo: “que haya”. Pero el modo subjuntivo se caracteriza por presentar una acción como posible o hipotética. En “He tenido” hay un verbo en indicativo (el auxiliar “he”) y uno en participio (“tenido”). Tal parece que el modo del auxiliar se impone y la oración exige quedar en indicativo, modo que alude a hechos reales, que han pasado, suceden u ocurrirán con certeza, no que son posibles, supuestos, hipotéticos o deseados, como en el subjuntivo. Y el sentido apunta a que, efectivamente, quien habla ha sufrido enfermedades en el pasado, así de ellas no hayan quedado pruebas. Por eso, “No puedo comprobar que he tenido enfermedades en el pasado” me suena correcta, ya que es una afirmación, no un deseo, una suposición o una hipótesis.

    2. Sobre “necesitar de”, precisa el DRAE: “… úsase también como intransitivo: Necesita DE cuidados”. Aclara que también hay un uso transitivo que prescinde de la preposición “de”, pero eso no convierte en incorrecta la modalidad intransitiva.

    3. La expresión “a ello se aúna” no recuerdo habérmela topado, y si la encontrara, la hallaría sospechosa, no tanto por el uso de la preposición, sino porque se nota que el concepto de “aunar” no se tiene claro. El sentido de este verbo apunta a que varias cosas se ponen juntas o se unifican, y por ello, el caso no es uno de error de régimen preposicional, como se pretende, sino de error semántico, consistente en confundir el sentido de “aunar” con el de “sumar” o de “unir”. Ahora, en las expresiones “a ello se suma tal cosa” y “a ello se une tal cosa” no les veo error alguno, y encuentro que cuadra mejor la preposición “a” que “con” (decimos “me sumé al grupo”, “me uní al grupo”; no “me sumé con el grupo”, “me uní con el grupo”, a menos que sea para formar un sujeto colectivo que luego requerirá de todos modos la preposición “a”: “me uní CON el grupo A la marcha de protesta”).

    4. Sobre la locución “de acuerdo a”, el DRAE la contempla como uso alternativo a “de acuerdo con”. Ambas son definidas como locuciones preposicionales, cuyo significado es “conforme a”. También prefiero “de acuerdo con” a “de acuerdo a”, pero las preferencias personales no inciden en la incorrección de la variedad no favorecida.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *